El medidor de flujo ultrasónico portátil InnovaSonic® 210i tiene éxito en la entrega de funcionalidad expandida y portabilidad de campo cuando no se requiere una instalación permanente. El 210i es un completo kit de medición de líquidos con transductores portátiles de pinza que incluye una pequeña interfaz de pantalla portátil con pantalla a color brillante y botones pulsadores. Aunque está diseñado principalmente para líquidos limpios, el medidor portátil 210i funciona eficazmente con la cantidad mínima de burbujas de aire o sólidos suspendidos que se encuentran en la mayoría de las aplicaciones industriales. Su pulso ultrasónico de alta potencia con procesamiento de señal digital mejorado requiere sólo un conjunto de transductores para una amplia gama de tamaños de tuberías y materiales, incluyendo metal, plástico y concreto.

El 210i portátil alimentado por batería es ideal para medir con precisión una amplia gama de caudales de líquidos en tuberías de hasta 6000 mm (236 pulgadas).

Utilizando la tecnología de tiempo de tránsito universal, el medidor de flujo portátil de mano 210i mide el tiempo que tarda una señal ultrasónica en viajar una distancia conocida con la corriente de flujo y otra señal que viaja contra la corriente de flujo, determinando la velocidad del fluido que se está midiendo. La medición 210i es independiente de la conductividad del fluido para permitir una mayor aplicabilidad en comparación con los medidores magnéticos.

Aplicaciones comunes:

  • Mediciones de fluidos de refrigeración y calefacción
  • Mediciones de agua y aguas residuales
  • Detección de fugas en sistemas de tuberías
  • Monitoreo y control de sistemas de HVAC
  • Mediciones de consumo de combustible y aceite
  • Comprobación de otros caudalímetros
  • Auditorías de flujo y uso
  • Detección de interfaz
  • Aplicaciones en alta mar
  • Control de proceso automatizado

Descargar brochure