El MPF es el primer transmisor de presión sanitario de la industria totalmente configurable y reparable. El MPF ofrece no sólo el mejor funcionamiento en su clase dentro de procesos con ambientes difíciles, sino también la capacidad de configurarse de forma personalizable en el sitio tanto para los parámetros de los procesos como para el factor de forma de la carcasa. Los diagnósticos de rutina comprueban de forma continua el estado de los circuitos y reportan visualmente cualquier problema que pueda tener impacto en el rendimiento. La pantalla interna iluminada ofrece una interfaz de usuario sencilla para facilitar el arranque, inicio de servicio y configuración. La interfaz de pantalla opcional ofrece una legibilidad alta y funciones de configuración intuitivas.

 

Descargar brochure