Servicio de mantenimiento: Puntos a evaluar

Mesa de trabajo 72 copia 7

Calidad por encima de todo

Tener un equipo bajo criterios y recomendaciones especificadas por el fabricante es la vía para garantizar que el proceso de mantenimiento de un equipo sea el idóneo.

Durabilidad

Mejora y sostiene el rendimiento de los equipos, incrementando su vida útil y evitando incurrir en sobrecostos propios de reparaciones que posiblemente pudieron anticiparse de manera oportuna.

durabilidad
Mesa de trabajo 72 copia 2

Genera tranquilidad y enfoque

Saber a tiempo el estado real de sus equipos reduce la incertidumbre y la sensación de alerta ante posibles fallas que puedan implicar paradas o reprocesos. De este modo, al tener la tranquilidad de estar en manos expertas que se encargan de esta misión, usted podrá enfocarse en las actividades diarias propias de la compañía y optimizar su tiempo.

Garantiza mediciones confiables

Al confiar en el trabajo realizado, es posible tener la plena confianza en la operatividad y medición de nuestros equipos y procesos.

mediciones-confiables
Mesa de trabajo 72 copia 9

Seguridad

Al delegar estas funciones al personal experto y certificado por fábrica, evitamos problemas irreparables para la industria o para el personal debido a una mala operación del equipo.

Riesgos al no realizar el
mantenimiento de manera adecuada

  1. Pérdidas representativas en sus procesos y en la misma producción si un equipo está proporcionando información no confiable.
  2. Impactos negativos sobre la producción los cuales pueden generar pérdidas
  3. Se puede ver afectada la vida útil del equipo por manipulación inadecuada.
  4. Daños superficiales a los procesos o daños irreparables para la industria al tener equipos que no proporcionan información verídica.
  5. Reprocesos ya que al encontrar una variable fuera de control en un proceso implica que este se tenga que repetir, causando altas pérdidas económicas.
  6. Alto riesgo para la calidad del producto final o el recurso suministrado al obtener mediciones imprecisas que pueden alterar las dosificaciones.
  7. Sobrecostos al tener un equipo para tareas de alto desempeño ejecutando actividades de mantenimiento las cuales pueden estar siendo realizadas de manera inadecuada.

Un representante autorizado: la mejor opción

Contar con un servicio de mantenimiento profesional es indispensable para certificar que la operación, ajuste e inspección de un equipo haya sido efectuada de una manera correcta. Por lo tanto, es importante delegar estas actividades a un personal altamente calificado, ya que de no ser así se puede perjudicar el estado de un equipo comprometiendo su correcto desempeño, alterando los procesos en los que interviene e incluso toda la planta.

Según lo mencionado anteriormente, consideramos importante resaltar algunas de las principales razones para que este procedimiento sea efectuado por manos expertas:

Mantener la garantía durante la gestión de mantenimiento: La única manera en que la fábrica sostenga la garantía durante este tipo de gestiones, es que éstas sean realizadas por sus representantes o distribuidores autorizados

Contar con el respaldo de fábrica durante el servicio: es importante resaltar que al ser una marca que hace parte de los representantes autorizados, el fabricante previamente ha dispuesto capacitación previa al personal que atenderá este tipo de servicios y, de igual modo, dispondrá todo su apoyo ante cualquier acontecimiento durante el mismo.

Trazabilidad: Al contar con un representante autorizado, el desarrollo del servicio brindará un documento tipo informe el cual, con el paso del tiempo, permitirá evidenciar la evolución de los equipos, logrando tomar decisiones informadas al tener los registros, cambios, ajustes e inspecciones efectuadas sobre los equipos.

4

Realizar el mantenimiento con las herramientas adecuadas: los representantes autorizados cuentan con los implementos adecuados y necesarios para realizar esta gestión de manera correcta, sin comprometer sus equipos.

¿Tiene preguntas?

¡Escríbanos, nosotros le ayudamos!